Proyecto Biblioteca por la Diversidad


Problemática

Sudán ha sufrido dos guerras civiles (1955-1972 y 1983-2005) que han enfrentado al norte del país, donde predomina la cultura árabe, con el sur, donde habitan diversas etnias africanas. Estos dos conflictos bélicos se han cobrado 2.5 millones de víctimas y han causado el éxodo de 4 millones de sureños.

El 9 de enero del 2005 el presidente de la Republica de Sudán del Sur, Omar El-Bashir, y el líder del ejército sureño (SPLA), John Garang, firmaron un acuerdo de paz que incluía la celebración de un referéndum que daba al Sur la posibilidad de independizarse. El 9 de julio del 2011, como consecuencia de este proceso, nacía la República de Sudán del Sur.

Pero esta independencia no ha traído la ansiada paz a Sudán. Continúan activos diversos conflictos entre el poder central, ocupado por grupos que se identifican con la cultura árabe, y las regiones periféricas, habitadas por etnias de diversas culturas. El conflicto en Darfur, al oeste del país, se ha cobrado más de medio millón de vidas desde el 2005. Los conflictos bélicos en la región de los Montes Nuba, al suroeste del país, y el Estado del Nilo Azul al sureste, estallaron en el 2011.

Uno de los factores fundamentales en estos conflictos es la tensión entre la imposición de la cultura árabe dominante por parte de la élite en el poder, y el deseo de los pueblos de las periferias del país de mantener la propia cultura. Por tanto, no habrá paz hasta que no se camine hacia la construcción de una identidad nacional que integre la diversidad cultural.

Objetivo

El objetivo del proyecto es crear un espacio para promover el estudio y la reflexión local sobre la integración de la diversidad cultural y la educación a la interculturalidad.


El Proyecto

El Comboni College Khartoum (CCK) es un complejo educativo situado en el centro de Jartum que consta de una escuela primaria, una escuela secundaria y un centro de educación universitaria. Fue fundado en 1929 por los Misioneros Combonianos. Desde 1945, incluso durante los tensos años de las dos guerras civiles, CCK acogió, y todavía acoge, a estudiantes y profesores que pertenecían a los bandos enfrentados: sureños y norteños, árabes, dinkas, Nuer, Nuba, refugiados eritreos, desplazados darfuríes y nuba, cristianos y musulmanes… El complejo educativo, por tanto, tiene una larga historia de educación al respeto y estima de la diversidad como un tesoro que enriquece al país.

La presencia de los Misioneros Combonianos en Sudán se remonta al siglo XIX, pero es sobre todo a partir de inicios del XX cuando algunos de ellos iniciaron los primeros estudios sobre las diversas etnias presentes en el país: su literatura oral, su música, sus tradiciones, sus valores… La mayor parte de estos trabajos se encuentran en la Casa Provincial de la citada congregación en Jartum Norte y no es accesible al público.

En el 2011, la casa donde habitaban los misioneros que trabajaban en las tres secciones del complejo educativo corría peligro de derrumbamiento. Por ese motivo se decidió construir un nuevo edificio que albergaría un espacio para sala de conferencias, sala de lectura y biblioteca con los libros antes citados relacionados con el estudio de las culturas locales, las características del Islam sudanés y su historia, la historia del cristianismo en Sudán y el diálogo interreligioso. De este modo, se ponen a disposición de estudiantes, profesores y estudiosos locales. En diciembre del 2013, finalmente se completó la construcción del edificio.

El proyecto consiste en el equipamiento de este espacio cultural y el apoyo a sus actividades.

Beneficiarios

Beneficiarios Directos
En estos momentos los estudiantes de la escuela primaria del CCK son 750, los de la secundaria son 450 y los del Centro Universitario (Comboni College of Science and Technology) son 650 en los programas universitarios más los más de 1000 que frecuentan los diversos cursos breves. Pero a pesar de su ubicación en este complejo educativo, la biblioteca y sus actividades estarán abiertas a estudiantes, profesores e investigadores de las otras instituciones educativas de la ciudad.

Opositores
Debido a lo arraigado que está el Comboni College Khartoum (CCK) en la sociedad de la ciudad no identificamos que la puesta en marcha de una biblioteca abierta a todas las culturas y religiones y encaminada a facilitar el proceso de integración entre personas pueda levantar recelos en la comunidad árabe islámica que habita en la zona.