Proyecto Sudán

Sudán, con 2.506.000 Km2 (5 veces la extensión de España), es el país más extenso de África y el décimo del mundo. Tres cuartas partes de su superficie están ocupadas por el desierto y sólo en el tercio sur del país las selvas y sabanas rompen la monotonía del paisaje desértico y marcan el inicio de las selvas tropicales del África Central. Esta división climática condiciona enormemente la forma de vida de sus habitantes, donde el 80% trabaja en el sector agrícola.

En Jartum, la capital situada aproximadamente en la mitad del país, se unen el Nilo Blanco que viene de Uganda con el Nilo Azul, de aguas más oscuras, que viene de Etiopía. El Nilo, columna vertebral del país, lo atraviesa hasta la frontera del norte con Egipto.

SUDAN SITUACIÓN sudan

Sudán tiene una población de 43 millones de habitantes y existen 597 tribus diferentes que hablan más de 400 lenguas y dialectos. A pesar de esta realidad tan diversa, la parte norte del país tiene como lengua común el árabe, mientras que en el tercio sur se habla una variante del árabe llamada árabe juba, aparte de las diferentes lenguas tribales.

El 70% de la población es musulmana, el 15% cristiana y el 15% restante profesa diferentes religiones tradicionales.

Sudán fue dividido en dos partes bien diferenciadas por el gobierno colonial británico. En el Norte se concentraban los órganos de poder y los mayores esfuerzos a nivel de educación, sanidad, infraestructuras… Allí habitaban los árabes de religión musulmana. Estos no debían propagar su religión en el Sur, donde habitaban diferentes tribus negras practicantes de la religión tradicional africana que no tenían participación en las decisiones tomadas en el Norte sobre la política del país. A los misioneros cristianos, católicos y protestantes, sólo se les permitía la evangelización en el Sur.


El 1 de Enero de 1956 Sudán obtuvo su independencia, y la citada división se convirtió en fuente de conflictos que han provocado dos guerras civiles.


La primera de ellas, la guerra civil que enfrentó al Norte con el Sur comenzó meses antes de su independencia, en 1955, y duró hasta el año 1972. En 1983 se reanudaron las hostilidades al querer el Gobierno imponer la ley islámica a todos los ciudadanos, incluidos los no musulmanes. En el 1989 Omar Hassan Ahmad al-Bashir tomó el poder mediante un golpe de Estado y recrudeció una guerra que ha originado dos millones de muertos y el desplazamiento al norte de cuatro millones de sureños.

El 9 de enero del 2005 fué firmado un Acuerdo de Paz que preveía un período de preparación para las elecciones realizadas en Abril 2010 y un referendum de autodeterminación para el Sur que está previsto pare enero del 2011.

En la región de Darfur, que no fué incluida en el acuerdo, ha continuado la guerra hasta nuestros días. Tanto el Gobierno como los Rebeldes han sido acusados de cometer atrocidades, especialmente las milicias árabes, llamadas “Janjawìd”, que eran armadas por el Gobierno de Jartum. En esta guerra más de 350.000 personas han perdido la vida y más de 3 millones tuvieron que dejar sus casas huyendo de la barbarie.

Darfur

Según el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), Sudán, con un índice de desarrollo humano de 0,531, ocupa el lugar 150 de 182 países, muy por debajo de la posición número 15 que ocupa España. La renta per cápita en Sudán es de 2.086 $ mientras que la de nuestro país, España, es de 31.560 $. Su índice de pobreza es 34 y se sitúa en la posición 104 del ranking de pobreza humana sobre 135 países.

Sudán posee el mayor número de desplazados del mundo con 6.000.000, seguido de Irak con más de 2.842.000. La periferia de Jartum y la ciudad de Omdurmán albergan aproximadamente a más de 2.000.000 de desplazados internos y más de 310.00 refugiados provenientes de otros países (240.000 eritreos y 45.000 chadianos)

Esta masificación existente debido al crecimiento poblacional desordenado, junto a la desestructuración familiar causada por la migración forzada por las situaciones de guerra y la precariedad económica, hacen que las condiciones que garantizan la dignidad del ser humano no estén, ni de lejos, cubiertas, agravándose en aquellos colectivos más vulnerables: las mujeres y los niños.

Si quieres colaborar económicamente en la financiación de nuestros proyectos puedes hacer tus aportaciones a la siguiente cuenta indicando “Proyecto Sudán” en la transacción.


Grup de Cooperació Aguiluchos
BBVA
ES11-0182-1022-48-0201653086