¿Por Qué “Aguiluchos”?


Es una pregunta que nos suelen hacer siempre y que nos gusta responder ya que nos da la oportunidad de explicar nuestro origen: GCA es una Ongd cercana y transparente.  Y éstas son unas características que tenemos muy presentes y por las que seguiremos trabajando de cara al futuro, y esto se debe, en gran parte, a nuestro inicio como asociación.

En el origen del nombre se encuentra la revista Aguiluchos, una publicación infantil de la editorial Mundo Negro perteneciente a los Misioneros Combonianos. Hace unos años, un grupo de monitores encontró en sus locales de Barcelona un excelente lugar donde desarrollar una labor de Educación en el Tiempo Libre con las niñas y niños de la zona.

Esta labor, que en Catalunya recibe el nombre de Esplai, dio lugar a la creación del Esplai Missioner Aguiluchos, que desde hace más de 12 años se dedica a la tan difícil tarea.

GCA nace gracias a la voluntad de muchos monitores, padres y madres de los niños  del Esplai de dar un paso más para cambiar este mundo tan injusto y desigual. El sentido de responsabilidad con los problemas que existen en el mundo, junto a los valores aprendidos en el ejercicio de la educación en el tiempo libre como son el voluntariado y el asociacionismo, nos movieron a crear una asociación para la cooperación al desarrollo, con dos claros objetivos: Cooperar con aquellos niños y jóvenes que más lo necesitan y con su entorno para construir, junto a ellos, un mundo donde todos los hombres gocemos de los mismos privilegios y sensibilizar a la sociedad sobre la igualdad de derechos y oportunidades de todas las personas sin distinción de raza, país de origen, sexo o religion.

El nombre es el legado del espíritu con el que iniciamos este proyecto y que queremos impregnar en todo momento. Una Ongd de personas para personas, con nombres y apellidos, cercana y amiga.

Aunque nuestro origen está ligado a la congregación de los Misioneros Combonianos, GCA es una asociación totalmente aconfesional, abierta a todas las personas independientemente de su raza, sexo, país de origen o religión.